Cuándo y cómo renovar la cédula de habitabilidad en Barcelona

cedula de habitabilidad barcelona

cedula de habitabilidad barcelona

A la hora de habitar una vivienda, ya sea para uso propio o destinada para el alquiler, existe un trámite administrativo con el que debemos de cumplir según la normativa vigente recogida en el Decreto 141/2012 del 30 de octubre. Se trata de la cédula de habitabilidad y se trata de un documento que avala que una vivienda en particular aprueba las mínimas condiciones necesarias para ser habitada.

Si este tema te resulta ajeno, es posible que también hayas oído hablar de la cédula de segunda ocupación y no sepas en qué consiste. Este término se refiere a viviendas usadas o preexistentes, y para obtenerla es necesario cumplir con los mismos requisitos que se establecen para conceder la cédula de viviendas de nueva construcción.

Sin embargo, ¿cómo se tramita? ¿Cada cuánto tiempo hay que renovarla? A estas preguntas damos respuestas en este artículo.

¿Cómo se tramita la cédula de habitabilidad?

Para conseguir la cédula de habitabilidad en Barcelona es necesario presentar en primer lugar el certificado de habitabilidad. Se trata de un documento diferente, firmado por un arquitecto técnico que visita y evalúa la vivienda, y que debe presentarse a la administración correspondiente.

Junto al certificado de habitabilidad, también deben presentarse documentos que avalen la antigüedad de la vivienda, la última cédula obtenida, recibo de suministros (electricidad, agua, etc.), el justificante de pago de las tasas municipales e información personal (DNI).

El trámite de obtener la cédula de habitabilidad tiene un coste que varía según el tipo de vivienda y tarda en gestionarse aproximadamente 30 días hábiles desde el momento en que se entrega la documentación y se tramita su solicitud.

Si se deniega la cédula de habitabilidad en Barcelona por parte del Ayuntamiento se puede interponer un Recurso de Alzada ante el director General de Calidad de la Edificación y Rehabilitación de la Vivienda.

¿Cuándo caducan las cédulas de habitabilidad?

La cédula de habitabilidad no es para siempre, sino que cuenta con un período de vigencia limitado. El período de caducidad de las cédulas de habitabilidad es el siguiente:

  • Las cédulas de primera y segunda ocupación concedidas antes de 2004 tenían una validez de 10 años.
  • Las cédulas de primera y segunda ocupación concedidas después de 2004 caducan a los 15 años.
  • Las cédulas de primera ocupación concedidas después de 2013 caducan a los 25 años.
  • Las cédulas de primera rehabilitación y de segunda ocupación concedidas después de 2013 caducan a los 15 años.

Cuando termina la vigencia de la cédula de habitabilidad de una vivienda en Barcelona es necesario iniciar de nuevo los trámites para recibir la concesión de una nueva cédula. Sin embargo, con independencia de la correspondiente fecha de caducidad, es necesario tramitar una nueva cédula de habitabilidad siempre que se realice una rehabilitación de la vivienda.

Para saber si una vivienda cuenta con una cédula vigente o no, se puede llamar al teléfono 012 e indicar la dirección de la vivienda. Si la cédula está concedida y está vigente, se puede pedir un duplicado en la sede territorial de la Agencia de la Vivienda de Catalunya.

En caso de que la cédula ya no esté vigente o nunca haya sido concedida, es necesario contactar con un arquitecto técnico, aparejador o ingeniero de edificación que certifique la habitabilidad de la vivienda según el modelo correspondiente.

En DosG Oficina Técnica somos especialistas en prestar servicios de ingeniería en Barcelona y en tramitar los certificados de habitabilidad para todo tipo de viviendas. Llámanos y te asesoraremos sin compromiso.