¿Qué licencias se necesitan para abrir una peluquería?

licencia peluqueria

licencia peluqueria

Cada negocio tiene sus propias particularidades y en el caso de las peluquerías y barberías, son varias las necesidades especiales con las que nos encontramos. Es por ello que para iniciar este tipo de actividad es necesario conseguir licencias especiales que permitan la apertura del local.

 

¿Qué es la licencia de apertura?

La licencia de apertura o de comunicación de actividad es el documento que acredita que el local cuenta con las condiciones de habitabilidad y uso adecuadas para acoger a la peluquería sin causar molestias a un tercero.

En el caso de las peluquerías, es necesario obtener esta licencia por tratarse de una actividad englobada dentro de aquellas actividades que “afecten a la protección del medio ambiente o del patrimonio histórico-artístico, la seguridad o la salud públicas, o que impliquen el uso privativo y ocupación de los bienes de dominio público”, tal y como se recoge en la Ley de Economía Sostenible del 5 de marzo de 2011.

Para el caso de Barcelona, el tipo de licencia de apertura de esta actividad se clasifica como 13/3.8a Salón de belleza sin tratamientos médicos y se cataloga como un trámite II.3 o III.2 en función de la superficie del local.

 

¿Qué pasos debo dar?

Paso 1: encontrar el mejor local

La decisión sobre qué local escoger como sede del negocio es de especial importancia, ya que se llevará buena parte de la inversión inicial. Y es que, además de cumplir con ciertas garantías de visibilidad y accesibilidad para atraer al cliente de la calle, también es necesario que cumpla con las exigencias relativas a la legalización de la actividad. Cuanto más cerca este este local de cumplir con esas medidas, menor será la inversión a realizar durante la reforma.

 

Paso 2: tramitar los permisos

Con respecto a los trámites y permisos que el propietario de una peluquería debe presentar al ayuntamiento de cada localidad para obtener su licencia, nos encontramos con los siguientes documentos:

–Permiso de obras. Siempre que sea necesario llevar a cabo la adecuación de la distribución del local mediante reformar. Para ello, un técnico especializado se encargará de redactar el proyecto técnico, donde también se podrán incluir pequeñas adecuaciones estéticas.

–Proyecto eléctrico. Para los casos en los que la instalación eléctrica está aún sin legalizar. Para ello, es necesario presentar un proyecto eléctrico por parte de un profesional que servirá como manual para el instalador, para dar de alta la corriente con la compañía eléctrica y para obtener la licencia del ayuntamiento.

–Estudio acústico. Este estudio dará a conocer el impacto acústico que la actividad de la peluquería pueda ocasionar sobre los locales y viviendas colindantes y recoge las medidas necesarias para neutralizar e insonorizar el local.

–Permiso de actividad. Finalizadas las obras e instaladas todas las medidas de adecuación, se puede proceder a solicitar el permiso de apertura de la actividad.

 

Paso 3: Adecuación del local

Al margen de los trámites, entre las medidas más habituales, así como obligatorias, que deben tomarse para adecuar un local para la actividad de peluquería o barbería, nos encontramos las siguientes:

–Acceso para minusválidos. Para locales con desniveles, los cuales deberán adaptar rampas y otros sistemas que sirvan para permitir el acceso de sillas de ruedas.

–Legalización de la instalación eléctrica. Además de realizar el proyecto eléctrico, la instalación  debe cumplir con ciertas medidas, como estar libre de halógenos.

-Instalación de sistema de renovación de aire. Necesario para garantizar el confort y bienestar en el interior.

–Medidas contra incendios. La estructura que envuelve el local debe protegerse para garantizar que en caso de incendio no entrará en colapso por acción del fuego, así como tomar otras medidas como adecuación y señalización de salida de emergencia, colocación de extintores, etc.

–Adecuación de los baños. Dentro de las medidas de higiene que deben tomarse en el local, la adecuación del baño es una de las más importantes. Las medidas a tomar para este caso serán más o menos restrictivas según la superficie y características del local.

El ayuntamiento de Barcelona también exige en su normativa que peluquerías y barberías adopten otro tipo de medidas, como es dedicar un espacio dentro del local para la gestión de residuos o para almacén de productos.

En DosG somos especialistas en licencias de actividad para peluquerías y barberías en Barcelona. Nos encargamos del proyecto en su conjunto, gestionamos todos los trámites necesarios y adaptamos el local a las obligaciones de la normativa vigente en cada momento y para cada caso.