¿Qué licencias se necesitan para abrir un Room Escape?

room escape licencia

room escape licencia

El Room Escape es uno de los modelos de negocio más populares y rentables de los últimos años y consiste en una actividad lúdica donde los participantes cuentan con 60 minutos para salir de una habitación mediante la resolución de enigmas y el trabajo en equipo. Todos los jugadores coinciden en que se trata de un reto que crea adicción, y si tenemos en cuenta que cuenta con un margen de rentabilidad superior al 30%, no nos sorprende que cada vez haya más personas interesadas en abrir este negocio. Sin embargo, teniendo en cuenta todas sus particularidades, ¿sabes qué licencias se necesitan para abrir un Room Escape?

Hasta julio de 2016, los técnico del ayuntamiento incluían a los Room Escape dentro de la categoría de juegos recreativos por tratarse de la actividad más cercana; sin embargo, obtener la licencia correspondiente se convertía en un proceso complejo, ya que el local debía cumplir con requisitos que dificultaban su puesta en marcha, como la imposibilidad de contar con viviendas en las plantas superiores del edificio.

Afortunadamente, el departamento de licencias de actividad de Barcelona, mediante la OMAIIAA (Normativa propia de Licencias de actividades de Barcelona) ha clasificado en sus anexos las licencias de actividades Room Escape como actividad recreativa sin incidencia ambiental.

Para abrir un local con licencia de Room Escape lo primero que se necesita es disponer de un espacio adecuado, después de deben recibir las licencias y reformar el local.

1.- Disponer del local

Son muchos los aspectos que deben tenerse en cuenta para la selección del local y muchos de estos requisitos variarán en función del tamaño del establecimiento. Algunos de estos requerimientos pasan por tener una altura libre de 2,5 metros de altura en toda la superficie (a excepción de aseos, paseíllos y almacenes) y por el cumplimiento de otras medidas como las de contraincendios de la estructura, la renovación del aire y la accesibilidad para minusválidos.

2.-Licencias y permisos

  • Licencia de obras. La primera licencia que necesitas obtener una vez que hayas escogido el local es la licencia que te permita llevar a cabo las reformas necesarias para cumplir con la normativa vigente para abrir un Room Escape. Para obtener el permiso de obras del Ayuntamiento será necesario presentar un proyecto técnico firmado por un arquitecto o un ingeniero que avale la reforma. Este proceso puede tardar entre uno o dos meses.
  • Proyecto eléctrico. Otro de los aspectos más importantes a tener en cuenta para obtener la licencia de Room Escape en Barcelona es la presentación de un proyecto eléctrico que garantice el cumplimento de la normativa eléctrica para pública concurrencia y de un boletín firmado por el instalador encargado de su ejecución.
  • Licencia de actividad. Finalmente, para obtener la licencia de actividad, es necesario solicitar la inspección de la entidad de control para que pueda emitir el certificado de aptitud y poder comunicar la apertura del local al ayuntamiento.

3.-Reforma del local

Una vez que se dispone del permiso de obras es momento de proceder a la reforma del local de acuerdo con las normativas correspondiente. Las adecuaciones habituales que suelen necesitar los locales destinados a este fin son las siguientes:

  • Protección contra incendios de la estructura, para garantizar que un incendio producido en el local no se extiende a los colindantes y viceversa. Para los casos en los que la estructura está formada a base de madera o metal, y no de hormigón, también es necesaria otra inspección que garantice el cumplimiento de la resistencia complementaria.
  • Acceso para minusválidos mediante la incorporación de rampas y otras facilidades que les permitan desarrollar todos los servicios que ofrece la actividad, incluidos los aseos.
  • Sistema de renovación de aire que cumpla con los requisitos de calidad del RITE para evitar el aire viciado y de mala calidad.
  • Aislamiento acústico en caso de contar con equipo sonoro, para el cuál se deberá de aislar acústicamente el local y colocar limitadores en los aparatos. Para este caso particular también es necesaria una inspección acústica complementaria.
  • Instalación eléctrica sin halógenos que sustituya el sistema de cableado y que cumpla con el proyecto eléctrico redactado por el ingeniero.
  • Sala de residuos. Este espacio es obligatorio para todo tipo de actividad y podrá tratarse de un espacio delimitado por mobiliario o de una sala específica en función del tamaño del local.

A todos estos puntos será necesario sumar otros conceptos que respondan a las adaptaciones propias que requiera cada proyecto a nivel individual.

Obtener la licencia de actividad para Room Escape es más sencillo si cuentas con el asesoramiento de especialistas en la materia, como lo somos en DosG Oficina Técnica. Ofrecemos una primera visita gratuita al local para poder aconsejar sobre la elección más adecuada del local según sus necesidades y nos encargamos de todos los procesos de obtención de permisos y de la ejecución de las obras de adecuación.