¿Qué es un proyecto de obra?

proyecto obra

El primer paso antes de llevar a cabo la reforma de una vivienda es presentar un proyecto de obra, un documento muy importante que recoge la memoria donde se detalla todos los cambios que se van a realizar. El proyecto de obra es de mucha utilidad para evitar imprevistos y adelantarse a los problemas, así como sirve de guía para todos los pasos que vienen después. En este artículo te explicamos mejor en qué consiste y qué partes debe incluir.

¿Por qué lo necesito?

Tal y como indica el Real Decreto 2512/1977, de 17 de junio, el proyecto de obra es un paso necesario para poder obtener licencias municipales y el visado urbanístico. Su realización también implica estudiar por adelantado y sobre plano el cumplimiento de la normativa municipal en materia de edificación y vivienda, así como el Código Técnico de Edificación CTE.

Todo esto incluye tener en cuenta aspectos como:

  • Edificabilidad
  • Ocupación
  • Altura máxima permitida y de los taludes
  • Grosor de las paredes
  • Dimensiones mínimas de las diferentes estancias (aseos, dormitorio, etc.)
  • Retranqueos, muros colindantes y materiales
  • Eficiencia energética y nivel de aislamiento
  • Inclinación de la cubierta y tejado

Sin embargo, además de para cumplir con las obligaciones legales y administrativas, supone otras ventajas. La principal de ellas es la optimización del espacio y correcta distribución de las diferentes estancias sin perjudicar elementos estructurales básicos.

Evita perder metros cuadrados de forma innecesaria o llevar a cabo una reubicación poco inteligente, donde no se aprovechen las ventajas de la arquitectura bioclimática, donde juega un importante papel aprovechar los recursos naturales en tema de iluminación y ventilación natural. Todo ello también tiene su claro reflejo en el diseño de la vivienda.

reforma planos

En definitiva, el proyecto de obra pone en común en un plano el deseo de los propietarios, con lo que establece la normativa y lo que es factible realizar dentro de las posibilidades que ofrecer la vivienda.

Diferentes fases del proyecto de obra

Para recoger todo lo anterior, el proyecto de obra necesita diferentes fases, con sus correspondientes partes. Estas son:

Proyecto básico. Presentar este primer nivel es suficiente para solicitar las licencias pertinentes al ayuntamiento, pero no es suficiente para empezar a construir.

Tiene las siguientes partes:

  • Memoria expositiva: autor, definición, finalidad, datos del inmueble, necesidades y solución a adoptar según normativa.
  • Memoria justificativa: de la obra que se quiere realizar y del cumplimiento normativo.
  • Memoria descriptiva: superficie y volumen construido, características generales y materiales.
  • Planos: por plantas, secciones, alzados e incendios.
  • Presupuesto: desglosado por partes.

Proyecto de ejecución: Esta segunda fase contempla el desarrollo del proyecto básico. Permite obtener el visado urbanístico y comenzar las obras.

Se compone de:

  • Memoria y planos de cimentación y estructura
  • Planos de detalles Esquemas y dimensionamiento de instalaciones
  • Pliego de condiciones, mediaciones y presupuesto.

¿Cómo se tramita el proyecto de obra?

Un particular no puede realizar el proyecto de obra a título personal, sino que debe ser firmado por un arquitecto técnico o un ingeniero, según el tipo de construcción.

En DosG Oficina Técnica estamos tanto especializados en la parte tanto técnica como administrativa en la reforma de viviendas, edificios y locales. Nos encargamos de todo el proceso de forma integral, desde la realización del proyecto de obra y gestión de licencias, permisos y subvenciones, hasta la ejecución de las obras. Póngase en contacto con nosotros a través del 93 142 12 34 o por nuestro formulario de contacto.